5 consejos para acampadas en una tormenta

A veces, nos puede coger mal tiempo cuando estamos de camping, por eso me gustaría mostrarte 5 consejos para hacer más llevadera esta situación

  1. Preste atención a las condiciones meteorológicas.

A pesar de que a muchos campistas nos apetece estar separados de los medios de comunicación por algunos días, esto puede ser potencialmente peligroso y una mala idea, porque no sabremos si va a venir mal tiempo, cuánto tiempo va a durar esta situación, si va a haber una tormenta o cuánto de grave será.

Pero podemos prever por nosotros mismos si se acerca mal tiempo y aun más si se aproxima tormenta. Los signos reveladores de una tormenta son grandes variaciones en la velocidad del viento, cambios bruscos de temperatura, y un rápido desarrollo de nubes de color azul marino. Con cualquiera de estas señales podemos adelantarnos para buscar un refugio más seguro.

  1. Guarde sus cosas más importantes en una bolsa impermeable y aléjese de materiales metálicos

Guarde los dispositivos electrónicos más importantes (móvil, GPS, radio…) en una bolsa impermeable para evitar que se dañen en caso de lluvia o fuertes vientos y poder utilizarlos en caso de emergencia. Además es muy recomendable no llamar y tenerlos apagados, ya que sus radiaciones electromagnéticas atraen a los rayos… Además debes alejarte de materiales metálicos como las llaves, parrillas, cañas de pescar, hoyas, varillas…

  1. En el coche:

El coche es un sitio muy seguro, ya que está aislado de la tierra por las ruedas. Eso sí, debemos cerrar la calefacción porque podría entrar el rayo atraído por la corriente de aire caliente y apagar la radio.

  1. En la montaña:

Aunque suene contradictorio, no debemos refugiarnos debajo de un árbol. El rayo, busca llegar a tierra de la forma más rápida posible, por eso cuando encuentra algo que sobresale de la tierra, allí cae.

Pero tampoco debemos correr, porque los rayos también van a las corrientes de aire, y si corremos generamos una corriente de aire que puede atraer al rayo.

Lo que debemos hacer si no encontramos refugio es mantener la calma, aunque sea difícil, estirarnos en la tierra (alejándonos de los objetos metálicos) y si cae granizo o también hace mucho viento taparnos la cabeza con una mochila.

  1. Tenemos que quedarnos con lo básico, con lo que les gusta a los rayos para evitarlo nosotros, por tanto, vamos a tener claro que los rayos se dirigen a:
  • Los puntos más altos
  • Lo que sobresalga del terreno: personas en terrenos llanos, árboles…
  • Las corrientes de aire
  • Objetos metálicos
  • Aparatos eléctricos
  • El agua.